Acerca de Parroquia

Telefono: +34 91 642 84 46 Email: parroquiainmaculada@gmail.com Facebook: Parroquia Inmaculada Dirección: Islas Cies, 4 Alcorcón - 28924 Web: www.parroquia-inmaculada.es

FESTIVAL DE NAVIDAD 2018

Destacado

FESTIVAL DE NAVIDAD 2018

La Iglesia es nuestra casa así es como tenemos que sentirnos cuando entramos en el templo. 

Y así nos hemos sentido este Sábado 15 en el festival de Navidad de nuestra Parroquia.

Unidos como hermanos que somos hemos recordado un año más el nacimiento de nuestro Redentor. 

Hemos pensado en esa Virgen María pero la hemos visto como madre, esa madre amorosa con su hijo el niño Jesús. 

También pensamos en Jesús pero lo recordamos en estas fechas como un niño que vino a salvarnos a todos.

Así creo yo que vivimos la Navidad recordando a esa Familia de Belén sin olvidarnos de San José ese padre discreto y cariñoso.

Por eso otro año más le hemos cantado villancicos. Hemos representado un Belén Viviente (dentro de nuestras posibilidades) pero con un gran cariño. Hemos tenido la gran suerte de contar con los verdaderos Pajes reales así los niños han podido entregar las cartas a los Reyes Magos.

También hemos podido colaborar en una rifa solidaria para ayudar a los que nos necesitan. Y muchas cosas más.

Y después como una gran familia hemos compartido un ratito de risas y alegrías tomando algo todos juntos.

Sólo puedo decir otro año más gracias Señor por tu amor, gracias Señor por todo cuanto nos das.

Y recordar como decía  una frase del teatro que le hemos dedicado ” que nace el Niño Jesús no se nos puede olvidar, porque sin eso señores de que sirve lo demás? “

FELIZ NAVIDAD

Francisca Francés Samper

Para ver mas fotos:

P1210272


INMACULADA 2018

Destacado

INMACULADA 2018:

Madre Inmaculada,

en el día de tu fiesta, tan querida para el pueblo cristiano,
vengo a rendirte homenaje en el corazón de Roma.

En mi ánimo llevo a los fieles de esta Iglesia
y a todos lo que viven en esta ciudad, especialmente a los enfermos
y a cuantos por, diferentes situaciones, experimentan grandes fatigas para ir adelante.

Antes de nada, queremos agradecerte
por el cuidado materno con que nos acompañas en nuestro camino:

¡Cuántas veces escuchamos contar, con lágrimas en los ojos,
a quienes han experimentado tu intercesión,
las gracias que pides por nosotros a tu Hijo Jesús!

Pienso también en una gracia ordinaria para la gente que vive en Roma:
La de afrontar con paciencia los desafíos de la vida cotidiana.

Pero para ello te pedimos la fuerza para no resignarnos, al contrario,
que cada uno ponga de su parte para mejorar las cosas,
para que el cuidado de cada uno haga de Roma más bella y habitable para todos;
para que el deber bien hecho de cada uno asegure los derechos de todos.

Y pensando en el bien común de esta ciudad, te pedimos por aquellos que desempeñan funciones de mayor responsabilidad:
dales sabiduría, amplitud de miras, espíritu de servicio y de colaboración.

Virgen Santa,
deseo confiarte de modo particular a los sacerdotes de esta Diócesis:
los párrocos y vice párrocos, los sacerdotes ancianos que con su corazón de pastores
continúan trabajando al servicio del pueblo de Dios,
y tantos sacerdotes estudiantes de todas partes del mundo que colaboran en las parroquias.

Para todos ellos te pido la dulce alegría de evangelizar y el don de ser padres, cercanos a la gente, misericordiosos.

A ti, Señora toda consagrada a Dios, te confío a las mujeres consagradas a la vida religiosa y a la secular,
que, gracias a Dios, en Roma son muchas, más que en otras ciudades del mundo,
y conforman un mosaico estupendo de nacionalidades y culturas.

Para ellos te pido la alegría de ser, como tú, esposas y madres, fecundas en la oración, en la caridad, en la compasión.

Oh Madre de Jesús,
una última cosa te pido, en este tiempo de Adviento,
pensando en los días en tú y José os encontrabais bajo el ansia
por el nacimiento de vuestro hijo,
preocupados porque era el tiempo del censo y también vosotros debíais dejar vuestro pueblo, Nazareth, y
viajar a Belén…

Tú sabes qué significa llevar vida en el seno
y sentir la indiferencia alrededor, el rechazo, en ocasiones el desprecio.

Por eso te pido que permanezcas cercana a las familias que hoy, en Roma, en Italia, en el mundo entero, viven situaciones similares,
para que no los abandones, sino que los tuteles en sus derechos,
derechos humanos que están antes que cualquier otra exigencia legítima.

Oh María Inmaculada,
aurora de esperanza al horizonte de la humanidad,
vela por esta ciudad,
por las casas, por las escuelas, por las oficinas, por las tiendas,
por las fábricas, por los hospitales, por las cárceles;
que en ningún lugar falte lo que Roma tiene de más precioso,
y que conserva para el mundo entero, el testamento de Jesús:
‘Amaos los unos a los otros, como yo os he amado’.

Amén.

Papa Francisco.

Para ver mas fotos:

0a99ba85-03ca-4ec5-81f9-3ddd1f1dd892

CAMPAMENTO HOYOS DEL ESPINO 2018

Destacado

CAMPAMENTO HOYOS DEL ESPINO 2018:

LLAMADOS A ENTERGAR LA VIDA:

Ahora que ya estoy de vuelta en casa, sin la musiquita del megáfono ni las voces de niños y monitores de fondo, puedo sentarme a compartir con vosotros las maravillas que Dios ha hecho con todos nosotros estos días.

Este ha sido el tercer año consecutivo que el Señor me ha invitado a servir a sus niños en este campamento. Cada experiencia que Él me regala es diferente y única, algo que por supuesto se aplica a lo que he vivido estos 10 días. Sin embargo, ¿qué ha tenido este campamento de diferente? Muy sencillo, esta vez el Señor ha decidido regalarme el último lugar llamándome a servir como jefa del campamento de pequeños. Afortunadamente, y como sabe perfectamente que soy todo un desastre, no me ha dejado sola para realizar esta tarea, sino que me ha enviado una subjefa y un grupo de 8 monitores dispuestos a dar todo de sí mismos, a 28 niños, sin recibir nada a cambio. Sigue leyendo

PRIMERAS COMUNIONES 2018

Destacado

PRIMERAS COMUNIONES 2018:

En este mes dedicado a nuestra Madre, 52 niños de la parroquia han recibido su Primera Comunión.

Han sido tres años de catequesis de preparación hasta llegar el gran día. Un camino que sacerdotes y catequistas hemos recorrido con ellos, llenos de entusiasmo y entrega a fin de que conocieran a Jesús que sepan cuánto los ama y aprendieran también ellos a amarle, despertarles en la fe y hacer que crezca, escuchar y entender la Palabra porque es capaz de transformar nuestra vida. Sentirse parte integrante de una gran familia, la Iglesia. Sigue leyendo