CÁRITAS DIOCESANA DE GETAFE

CÁRITAS DIOCESANA DE GETAFE:

caritasEntrevista realizada a Enrique Carrero, Director de Cáritas diocesana.

¿Qué supone para Cáritas el voluntariado en estos momentos en los que ha aumentado el número de personas en situación de exclusión social?

Es fundamental porque sin el voluntariado no podemos hacer nada, es decir, el 97% de los que trabajamos en Cáritas somos voluntarios. Es esencial.

¿En qué ámbito social de todos en los que Cáritas desempeña su labor hay un mayor número de voluntariado?

Fundamentalmente en sectores cercanos a la iglesia. Está claro que las personas que acuden habitualmente a su parroquia, tienen que estar bastante sensibles. Se acercan no solamente a aportar económicamente, sino a ofrecerse como voluntarios. Lo que sí hemos notado es que bastantes empresas quieren devolver a la sociedad parte de lo que ésta les da y lo llaman “responsabilidad social corporativa”. Nos preguntan cómo pueden colaborar, buscando formas de recoger comida, alimentos…y hay mucha ayuda. Concretamente en un comedor social que tenemos en Alcorcón ha habido una aportación bastante importante de empresarios de la zona, ayudándoles para sacar adelante el proyecto.

En estos momentos de crisis económica, ¿hay mayor concienciación por parte de la sociedad para ayudar a Cáritas en el sentido económico y personal?

Sí, hay muchas más personas dispuestas, el problema es que a veces necesitan pasar por un proceso de formación porque no sólo es ofrecerse, es entender el por qué hacemos este servicio a la caridad y qué es lo que nos inspira. Nos inspira el evangelio y ese es el tipo de cosas que hay que trabajar con los voluntarios. Pero sí, hay mucha gente dispuesta.

¿Qué requisitos tiene que cumplir el voluntario de Cáritas?

Tiene que tener voluntad de colaborar, tiene que adquirir un compromiso, tener continuidad aunque sea poco tiempo, pero el compromiso tiene que ser adquirido. Tienen que pasar por un proceso de formación porque tienen que entender el espíritu de Cáritas, qué es lo que le inspira en nuestra labor y lógicamente, eso es fundamental. Y luego perseverancia, tienen que tener voluntad de colaborar y ser constantes.

¿Cuándo acaba la labor del voluntario?

Cuando el quiere. En cualquier momento puede dejarlo, o cuando tiene cuestiones personales o de salud. Pero hay muchos voluntarios que mueren con las botas puestas. Son voluntarios toda la vida si quieren.

¿Qué es lo primero que debe hacer una persona que quiere colaborar? ¿Recibe algún tipo de formación? 

Sí, lo primero que debe hacer es ir a su grupo parroquial más cercano, a la parroquia donde él quiera colaborar, asegurarse de que tienen organizada Cáritas, solicitar a quienes lo hacen que quieren darse a conocer, que quieren colaborar y, por supuesto, empezar un proceso, un itinerario que se inicia con una formación, trabajando con otros voluntarios con más experiencia para ir entrando poco a poco en lo que se consideraría un voluntario formado.

Clara Fernandez.

Para mas información:

http://www.parroquia-inmaculada.es/otros/caritas/

http://www.caritas.es/diocesisgetafe/