CENAS ALFA 2017

CENAS ALFA 2017:

El martes 4 de abril se dio por finalizadas las cenas Alpha que se han venido haciendo en nuestra parroquia desde hace dos meses, todos los martes de 20.15 a 22,15 horas para los padres de 1ª Comunión.

Y  esto de las cenas Alpha…. ¿en qué consiste? , os preguntareis, pues es una forma muy original de evangelización que lleva más de 30 años funcionando en más de 60 países  y que yo voy a pasar a explicaros.

Cada martes dábamos una cena pensada, elaborada y servida con sumo carlño, cuidando cada detalle por un equipo de gente de nuestra parroquia venida de distintas realidades eclesiales: catequistas de 1ª Comunión, Renovación Carismática, Camino Neocatecumenal, Acción Católica, Cursillos de Cristiandad…Cada uno ponía lo mejor que sabia a disposición de Dios y de este proyecto de evangelización que Francisco y Pachús nos habían pedido.

El salón,  cada martes, se convertía en un restaurante: manteles de tela, luz cálida, flores,  velas en las mesas, vajilla de porcelana…¡¡¡ hasta elegantes camareros hemos tenido!! Nuestros invitados se merecían lo mejor, el factor sorpresa, el cuidado y cariño de cada detalle hacía confortable cada velada.

En cada mesa había un moderador y dos ayudantes  mezclados con los invitados. Durante la cena, está prohibido hablar de religión, es un momento para conocerse. El trato humano es más eficaz que el discurso, así los asistentes se van sintiendo libres y se va poco a poco fomentando la amistad

Después de la cena, en el café se les daba una conferencia de media hora sobre temas básicos, lo inicial de la fe, como por ejemplo: ¿Quien es Jesucristo? ¿Porque murió? , ¿Como orar?, ¿cómo resistir el mal? , etc. En cenas Alpha no se entra a hablar de los sacramentos, no se hace catequesis. Se concentra, en el primer anuncio básico de la fe cristiana. Estas charlas eran impartidas `por personas que venían desde la parroquia de San Carlos Borromeo de Villanueva de la Cañada y colaboran en Alpha allá donde se les llame.

 Después de la charla comenzaba el debate en cada mesa y el moderador pregunta: « ¿qué piensas sobre el tema de hoy?» y « ¿qué sientes respecto a esto?».Este moderador así como sus ayudantes, todos personas de nuestra parroquia,  no podían corregir ni rebatir : eso se lo dejábamos al Espíritu Santo y   no se debía ejercer ningún tipo de presión,  ni exigir que  participasen, así en este ambiente de libertad ninguna pregunta es demasiado atrevida ni ninguna opinión fuera de lugar. Ellos tienen que explorar y descubrir desde esta libertad los aspectos básicos de la fe cristiana. Así nos enseñaron los entendidos de Alpha como debíamos comportarnos en las mesas con nuestros invitados.

Después de 8 martes, hicimos el sábado 1 de abril una convivencia en la parroquia para que experimentasen al Espíritu Santo  a través de unas charlas sobre él y una  oración invocándole. Aquí es cuando muchos viven su cambio. El grupo de la Renovación Carismática tanto de nuestra parroquia como personas que vinieron de Villanueva de la Cañada fueron los encargados de ese día y con sus guitarras y canciones alabamos al Señor y algunos de sus servidores, rezaron por todos y cada uno de nosotros de forma particular colocando sus manos sobre nosotros y pidiendo al Espíritu Santo que descendiese sobre nosotros. Fue un momento impactante en el que muchos nos emocionamos. También abrían la Biblia y nos daban una palabra de Dios.

El siguiente martes a esta convivencia y último, Pachús dio la ultima charla que era sobre la Iglesia y pasamos algunos de nosotros a continuación a dar testimonio de cada uno de nuestros grupos en los que estamos insertos y que nos ayuda a crecer y madurar nuestra fe con el fin de invitarlos a ellos a continuar con esta aventura de seguir explorando en la fe cristiana , pues las cenas Alpha no se pueden quedar solo en unos martes con sus cenas y experiencias si no que hay que alentar a los que se les haya despertado en sus corazones la llamada de Dios y puedan continuarla.

Para mí ha sido una experiencia preciosa, si bien al principio comenzamos con las dificultades propias de lo desconocido pues era la primera vez que hacíamos esto en la parroquia, después todo fue “coser y cantar”…iba la cosa sola. La semilla en nuestros invitados está sembrada y el fruto está por llegar, pero lo que si he visto mucho fruto es en la comunión que ha habido a la hora de trabajar para hacer realidad este tipo de evangelización en la que hemos sabido conjugarnos tan bien como si de una banda de música se tratase, cada uno de una realidad de la parroquia diferente, algunos apenas si nos conocíamos de vista y yo personalmente he disfrutado de ver “cómo nos amábamos” en lo diferente. Ha sido una gozada y me siento orgullosa de mi parroquia y de todos los que hacen posible la presencia de Dios entre nosotros Gracias a todos por vuestro esfuerzo.

Maribel.

Para mas información:

http://spain.alpha.org