EJERCICIOS ESPIRITUALES ABRIL 2016

EJERCICIOS ESPIRITUALES ABRIL 2016:

1El pasado fin de semana, después de muchas dudas y con poco entusiasmo, pero animada por mi marido y por buenos amigos, me decido a ir  a los ejercicios espirituales.

Empiezo siguiendo alguno de los consejos de nuestro sacerdote para  introducirse en los ejercicios, pensar solo en el Señor y tener actitud abierta.

Y así, poco a poco, ayudada por la oración me voy introduciendo en el silencio de los ejercicios, hasta que en la celebración de la Eucaristía y exactamente con el lavatorio de los pies, se rompe mi silencio, ¿cómo?, ¿lavarme los pies a mí?…… y empiezan a sonar las palabras de Jesús, “Si no te lavo los pies, no podrás ser de los míos”. De pronto siento la necesidad de lavarme los pies hoy y todos los días, para quitarme el barro que no me deja caminar, para aliviar las rozaduras que se han hecho en mi interior, para sentir caer el agua que aclara y da sentido a mi vida y de esta forma, limpia y renovada, poder salir a desgastar los caminos, sirviendo a los demás desde abajo, con humildad, amor, sin distinciones, sin excusas, sin miedo, con confianza…..como hoy me lo ha hecho Jesús a mí.

Con la ayuda incondicional de María, sigo, profundizando en las meditaciones, en la hora Santa, en el Vía Crucis, en la celebración de la Eucaristía y sintiendo la presencia del Señor en todo momento. Y de esta manera, sin casi darme cuenta llego al final de los ejercicios.

Para terminar quiero dar las Gracias a Dios, por este maravilloso regalo que me ha hecho este fin de semana. Gracias a todos los que con vuestras oraciones, canciones, y entrega habéis hecho posible que viva esta experiencia.

Os animo a todos los que tenéis dudas como las tenía yo, a que deis un único paso, apuntaros, el resto no lo haréis vosotros, lo hará EL.

Mª Antonia.