EXCURSIÓN A LA NIEVE 2018

EXCURSIÓN A LA NIEVE 2018:

Decía el papa Francisco en Evangelii Gaudium: «La parroquia es presencia eclesial en el territorio, ámbito de la escucha de la Palabra, del crecimiento de la vida cristiana, del diálogo, del anuncio, de la caridad generosa, de la adoración y la celebración. A través de todas sus actividades, la parroquia alienta y forma a sus miembros para que sean agentes de evangelización. Es comunidad de comunidades, santuario donde los sedientos van a beber para seguir caminando, y centro de constante envío misionero».

Es por ello que a veces realizamos en la parroquia algunas actividades que nos ayuden a crecer en comunión, amistad y caridad. Así lo hicimos el pasado sábado 17, cuando un grupo de familias no quisimos perder la oportunidad de pasar un día en el puerto de Navacerrada y aprovechar la llegada de la nieve.

La jornada comenzó con la celebración de la Eucaristía en la parroquia, junto a nuestro párroco Francisco, ya que es el centro de nuestra vida cristiana. Después cogimos el autobús hacia el puerto. Allí nos esperaba uno de nuestros hermanos, Miguel, que no escatimó esfuerzos y colaboración en acogernos. De inmediato, salimos para organizar una guerrilla de bolas de nieve (especialmente los monitores contra los muchachos de Tabor –evidentemente, perdieron ellos-) y subimos para tirarnos varias veces con trineos. Pudimos comer en un ambiente muy distendido y fraterno. Además, tras el descanso y la restauración de lo ávidos consumidores de café, dedicamos unos minutos a rezar juntos el Santo Rosario. En nuestra parroquia es habitual que lo dirijan los niños, y aquel día no fue distinto. Para mí fue uno de los momentos más emotivos. Es hermoso ver a las familias rezar juntas en torno a María. Y pronto nos volvimos a casa.

El Señor nos regaló este día de convivencia. Es la ocasión de darle gracias por su bella creación, por nuestras familias, por la inocencia de los niños –y por su “fiereza”- por su presencia entre nosotros, por nuestra Madre y por nuestra parroquia, puesta abajo su protección. Ojalá muchas más familias puedan participar de las actividades que se organizan para crecer en comunión, amistad y caridad.

Ruben Herraiz.