KOINONIA 2017

KOINONIA 2017:

“Salgamos a la calle a buscar a los que no creen”

El sábado 22 de abril, diez fieles de nuestra parroquia se animaron a salir a evangelizar por las calles de Alcorcón. Lo hicieron acompañando a los miembros del grupo de primer anuncio, Koinonía. Una visita que coincide con el día en que la Iglesia celebra la festividad litúrgica de la Divina Misericordia.

Este grupo evangelizador está presente en la Diócesis de Getafe. Su objetivo es llegar a todas las personas, de cualquier edad que quieran lanzarse a la misión de “salir a las calles”. Colaboran en las parroquias que se lo piden. Esta vez, estuvieron con los fieles de nuestra parroquia doce miembros de Koinonía, pertenecientes a distintas parroquias de territorio diocesano.

La jornada del sábado comenzó a las  17.30 horas con la alabanza y una formación para todos los feligreses de la parroquia que quisieron prepararse para ser evangelizadores.

Tras esta introducción, los responsables y miembros de Koinonía en Getafe organizaron una charla de formación donde se dieron pautas para evangelizar.  De esta forma, los que por la noche, llegado el momento sintieran la llamada de Dios para dar testimonio de su fe irían acompañados por misioneros veteranos.

A continuación tuvo lugar el rezo del rosario con la comunidad parroquial y, a las 19.30 horas, la celebración de la eucaristía, para encomendar los frutos de los misioneros. La misa estuvo presidida por nuestro párroco Francisco Cañadas, y nuestro vicario Ramón Alfredo Mirada (Pachús), acompañados por el diácono José Sánchez.

En la homilía Francisco animó a seguir el ejemplo de estos “enviados por el obispo y llamados por nosotros para evangelizar”, porque “todo tiene un fin, que creamos que Él es el Mesías. Eso es lo que queremos mostrar cuando las puertas del templo se abran y salgamos a la calle a buscar a los que no creen, comunicar las huellas de la resurrección a los más necesitados”.

Tras la misa, tuvo lugar un ágape fraterno para compartir con Koinonía inquietudes y dudas. A partir de las 21.15 horas comenzó la exposición del Santísimo. Después de un tiempo de oración para preparar el corazón a la evangelización se formaron las parejas y grupos de misioneros.  A las 22.00 horas, D. Óscar Martínez, (el sacerdote que acompañó al grupo de Koinonía a nuestra parroquia), bendijo y envió a los misioneros. Mientras, el resto de los presentes en el acto, permanecieron en el templo  rezando por cada persona que respondía a la llamada de estos misioneros.

A las 23.30 horas los evangelizadores volvieron a la parroquia para dar testimonio de lo vivido esa noche. Fabián tiene 12 años, es la segunda vez que sale como misionero. A él le acompañaron dos personas más. “En esta salida nos encontramos una pareja en la que el chico es de la religión ortodoxa y la chica cristiana. Me impresionó mucho que fuera ella quien tirara de su novio para entrar en el templo. Un musulmán acompañó a sus amigos a la puerta de la iglesia con todo respeto, fue muy bonito verlo. Me sentí tan alegre que me daba pena las personas que no se animaban a pasar”. Para Claudio, recibir más de lo que se da es “todo un misterio porque somos hijos de Dios y cuando nos sentimos así todo es Gracia y verdad. Esta noche ha entrado a la iglesia gente de todas las edades, la prueba de como el amor de Dios llega a tocar todos los corazones”. A Nuria le sorprendió ver cómo había personas que no entendían las cosas que se ofrecen gratuitamente. “Por ejemplo al repartir las estampas o papeles con mensaje que llevábamos los evangelizadores. Pensaban que sólo los dábamos aceptando un donativo de su parte… Sólo puedo dar Gloria a Dios por el respeto y agradecimiento que hemos recibido esta noche, sobre todo de los jóvenes que nos hemos encontrado”.

Clara Fernandez.

Para ver mas fotos:

001