MISA DE DESPEDIDA DE NUESTRO QUERIDO CARLOS

MISA DE DESPEDIDA DE NUESTRO QUERIDO CARLOS:

_64A0311“La cruz es el camino para llegar al cielo”:

El domingo 19 de junio tuvo lugar la misa de despedida de nuestro querido párroco Carlos Dorado.

La eucaristía de las 13:00 horas estuvo presidida por Carlos y concelebrada por Ramón Alfredo Mirada y Francisco Serrano, el sacerdote castrense que habitualmente acude a nuestra parroquia a ayudar a los sacerdotes. Acompañados por nuestro diácono José Sánchez y los monaguillos de la parroquia.

En la homilía Carlos habló de la cruz. Explicó que sólo con ella podemos llegar al cielo. “Cargar con la cruz significa que no puedes salvarte si no es con Cristo. También significa asumir nuestra debilidad y aceptarla”. El sufrimiento, dijo nos une a Cristo y construye el camino a la santidad y para ello “tenemos que saber tomar la responsabilidad de estar unidos a Cristo en la vida”.

A la ceremonia asistieron todos los miembros de la parroquia que pertenecen a los distintos carismas que hay en la Inmaculada, que como Carlos expresó, “son los que enriquecen la Iglesia”: la Renovación Carismática, el Camino Neocatecumenal, Acción Católica, Ultreya y la Comunidad del Emmanuel, junto a los miembros del Consejo Pastoral. Ninguno quiso perderse este día tan especial en el que cientos de fieles acompañaron a Carlos en su despedida.

Durante la misa se bautizó a un bebé, bajo la presencia de toda la comunidad parroquial, para acoger a un nuevo cristiano que “es lo más bonito que se puede tener”, dijo nuestro párroco.

Carlos no quiso despedirse sin antes dar las gracias por el tiempo que ha pasado con nosotros, ejerciendo su ministerio como párroco. De sus dos años en la Inmaculada afirma haber visto a Dios “reflejado en cada uno de vosotros y eso hace que mucha gente Le vea  y  se vincule a Él”.

Carlos Dorado llegó a la Inmaculada en septiembre del 2014, tras la marcha de José Ramón Velasco, el anterior párroco. Ahora deja la parroquia y a partir de septiembre del 2016, estará ejerciendo su ministerio sacerdotal como tercer sacerdote en la parroquia Nuestra Señora de la Saleta, en Alcorcón, donde ayudará en las tareas pastorales a José Antonio Media, su párroco y a Juan Miguel Rodríguez, vicario parroquial.

Desde aquí agradecemos a Carlos habernos mostrado a Jesús y enseñarnos a estar siempre unidos a Él.  La parroquia te desea una pronta recuperación y  mucha suerte en tu nueva misión. Que Dios bendiga tu ministerio sacerdotal.

Una breve semblanza de Carlos Dorado Aguado:

Terminados los estudios elementales ingresa en la Facultad de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid con la intención de enfocar su vida a la Ornitología. Siempre había tenido una atracción especial por la naturaleza. Una buena amistad despertó su pasión por las aves. En aquellos primeros años compró su primera réflex analógica, una Canon 350 con dos objetivos.

De ornitólogo quiso ser botánico. Pero los caminos del Señor son inescrutables, y entonces decidió entrar en el seminario para formarse como sacerdote. Ahora, dedicar su vida a Dios ha hecho que su amor por la naturaleza tenga un sentido más completo.

A comienzos del 2009 se compra una Canon 450D, justo cuando un amigo fotógrafo le regala el libro “El fotógrafo en la naturaleza” de José B. Ruiz. Gracias a este ejemplar Carlos se da cuenta de que con conocimiento, tiempo y esfuerzo puede llegar a hacer fotografía de otra manera distinta a como había hecho hasta ahora: mostrando a Dios a través de sus creaciones.

Sus conocimientos de fotografía los ha aprendido gracias a tutoriales de internet y enviando correos a fotógrafos. En la actualidad, administra un blog de naturaleza y un canal de vídeos formativos. Es el creador de la Escuela de Fotografía y Fe, y es cofundador del primer foro de fotografía de naturaleza de España: Naturforo, que ha sido designado foro oficial de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA).

La exposición ‘Huellas de Su presencia’, que contiene una muestra de 25 fotografías de la naturaleza, ha recorrido gran parte de la geografía española y a principios del 2016 vistió las paredes de la sala de conferencias del colegio Juan Pablo II, en Alcorcón, en donde cada fotografía está acompañada por una reflexión basada en textos de la Sagrada Escritura en los que se ve cómo la creación nos puede llevar a la fe en Dios de una manera impactante. Unas imágenes indicadas  para personas que todavía no han llegado a la fe o que su fe ha entrado en crisis o disminuido con el paso del tiempo.

También es un apasionado de la música, no sólo toca la guitarra, sino que además lleva en su haber colaboraciones musicales y es el compositor de canciones como “Confío en Ti”, así como el autor de la banda sonora de  la JMJ del 2011 para la Diócesis de Getafe.

Carta de despedida:

19 de junio del 2016

Querido Carlos Dorado,

Hace dos años estaba en el  mismo lugar de ahora, frente al ordenador escribiendo el artículo de tu toma de posesión. Ahora, vuelvo de nuevo, esta vez para dirigirte una carta, porque leerla es la mejor forma de trasladarse a otra parte sin mover nada, salvo el corazón.

Es verdad que tu ministerio como párroco de la Inmaculada ha sido breve, pero ha sobrado para aprender de ti muchas cosas. A ver la vida con gran angular, con un ángulo de visión mayor al que puede alcanzar el ojo humano; a tener un plano detalle de todo, para darse cuenta de lo que da el Señor, como en tus asombrosas imágenes de la naturaleza; y por supuesto, como dice tu canción, has enseñado a ‘Confiar en Dios’ con tus súper consejos de padre espiritual.

Dicen que las despedidas son tristes. Sé que hoy, 19 de junio del 2016, lloraremos por  tu marcha pero mañana sonreiremos por los recuerdos. Por la peregrinación a Guadalupe en la que acompañaste a todos los jóvenes de la parroquia, por los campamentos y lo bien que lo hemos pasado en las excursiones a Ávila, a la nieve y a Sigüenza. Y de convivencia en Rozas… ¡Cómo olvidar tus eucaristías y esas enriquecedoras homilías que renovaban por completo!

Has calado en nosotros, siendo el reflejo de Jesús. Tú, a través de la figura de párroco, has  sabido trasmitir el evangelio. Con tu bondad y tu paciente escucha y gracias a las confesiones, nos has ayudado a caminar de la mano del Señor, a abandonarnos a su amor. Con tu ejemplo, hemos visto que sin la cruz no podemos llegar a ser santos y que aunque el proceso sea duro, todo tiene su recompensa.

Hoy no lloramos de tristeza, sino porque los recuerdos son de agua y a veces, salen por los ojos. Esto ocurre cuando alguien marca y eso es lo que ha pasado contigo, que  has dejado ‘huella de tu presencia’ en el tiempo que has estado en la parroquia.

Muchas de las vivencias están plasmadas en fotografías, pero poco a poco se van deteriorando o acaban perdiéndose. Por eso es mejor que los recuerdos, los verdaderos, los que son difíciles de olvidar se guarden en el cajón del corazón, ahí quedarán para siempre.

No nos podemos quejar, ha sido un orgullo tener un párroco tan polifacético, que compone canciones, toca la guitarra, hace y expone fotos. ¡Así da gusto! Con tu voz en las Horas Santas has logrado que más de uno aprenda a rezar con una canción. La fotografía ayuda a las personas a mirar, a través de ellas y de tus reflexiones has hecho que seamos partícipes del gran regalo que Dios nos ha dado.

Estas líneas son sólo unas pequeñas pinceladas de lo que ha sido tu paso por la Inmaculada y creo que me he dejado cosas. Me encantaría seguir escribiendo, pero me alargaría demasiado.

Has sido el tercer párroco de la Inmaculada y has hecho aquí una gran obra. Los caminos del Señor son inescrutables y para el próximo curso tienes otra misión, pero como dices siempre: al final si te fías de Dios, todo tiene sentido. Con pena por tu marcha no te decimos adiós, sino un hasta pronto, porque estoy segura de que nos volveremos a ver.

Por favor Carlos, no te olvides de tu parroquia Inmaculada de Alcorcón que tanto te quiere, nosotros no lo haremos. Esperamos que te hayas sentido muy acogido. Recuerda que estás obligado a visitarnos, nos debes unas clases de fotografía…

Sólo queda darte gracias por todo, por estos años. Se ha hecho corto, pero ha sido precioso. Siempre formarás parte de la gran familia de la Inmaculada.

En nombre de toda la comunidad parroquial te deseamos muchísima suerte en el proyecto que Dios te ha encomendado y en los nuevos destinos que te esperan. Que la Inmaculada Concepción te bendiga.

La esencia de la vida es ir hacia delante, pues en realidad es una calle de sentido único.

Gracias, párroco… ¡A ser santo!

Las fotografías más bellas son aquellas que te generan recuerdos. Incluso si aún no los has vivido.

Clara Fernandez.

Para mas información:

Accion de Gracias por Carlos Dorado

Palabras de Agradecimiento de Carlos Dorado

Para ver mas fotos:

_64A0300