MISIÓN EN LAS PLAZAS 2016

MISIÓN EN LAS PLAZAS 2016:

2Ayer día en el que celebramos la Solemne Ascensión del Señor al cielo, hemos terminado nuestra misión en las plazas.

Cada domingo de esta Pascua, la Parroquia de la Inmaculada, tal y  como se nos encomendó en la Gran Misión de nuestra Diócesis: hemos  SALIDO A BUSCAR.

Ante esta llamada de nuestro Obispo,  cada uno de nosotros, discípulos misioneros, hemos dejado para otro momento ciertas obligaciones, hemos cambiado de hora el regreso de convivencias, hemos improvisado ante la lluvia, ….. nos hemos puesto en marcha!!!

«Id pues y haced discípulos a todas las gentes  [..] Y estad seguros que yo estaré con vosotros día tras día, hasta el fin del mundo»

Y es que nos arde el corazón con el fuego del Espíritu y nos empuja a salir a buscar al prójimo, a buscar a los que pasean, a los que están sentados en los bancos, a los que pasean perros, los que van al parque , los que salen a correr, a los que no quieren saber nada de la Iglesia.

Para ello, cada domingo, y siempre en  compañía de nuestra Madre la Virgen María, subían al púlpito dos hermanos, dispuestos a mostrarse ante todos como pecadores para dar  testimonio de la gran misericordia de Dios, de cómo ha actuado en cada uno de ellos dándoles una vida nueva, de como Dios está vivo.

Cada domingo llevábamos a la calle el Evangelio de la vida que vence a la muerte 

Yo estos días, pude ver  estas reacciones, en primer lugar estaban desconcertados, el escuchar que veníamos de la parroquia les daba confianza, aun así  les sorprendía el acto, «¿Qué hay aquí que hay tanta gente?», preguntaban a mi hijo que repartía panfletos,  no están acostumbrados a que el Evangelio salga a las plazas, algunos se paraban cerca, otros se paraban más lejos, sé de algunos que repetían el paseo a la misma hora para volver a encontrarnos al domingo siguiente, y Dios estaba entre todos nosotros.

Todos nosotros,  como decía el Evangelio de hoy volvemos a nuestras vidas con gran alegría y bendiciendo siempre a Dios en el templo.

Gracias Papa Francisco por este año de la Misericordia.

Nuria.