PRIMERAS COMUNIONES

PRIMERAS COMUNIONES:

Comuniones 2013 (1064)Durante tres sábados consecutivos, hemos tenido la gran alegría de como mas de 100 niños de nuestra parroquia, han participado por primera vez en la mesa del Señor.

Aprovechamos para dar las gracias a todos los que han colaborado abnegadamente en las primeras comuniones: catequistas, monaguillos, el coro, los del servicio del orden, las flores, etc. Y por supuesto felicitamos a todos los niños, sus padres, padrinos, familiares y amigos. Recemos para que nunca dejen al Señor y sigan su camino en la confirmación.

Os dejamos el testimonio de una niña: Maria, y también el de su madre y catequista: Ana, en los cuales se resumen muy bien lo que muchos niños, catequistas, y padres han vivido estos días.

TESTIMONIO DE UNA MADRE Y CATEQUISTA

Cuando hace tres años comenzamos este camino para llegar a lo que sucedió el día 11 de Mayo no sabíamos que íbamos a recoger tantas cosas y tampoco sabíamos que ese camino nos iba a enseñar otros muchos y nos iba a llenar de sentimientos como los que nos han llegado.

Empezábamos una nueva etapa y como todas las nuevas etapas siempre existen incertidumbres y dudas, de otra manera, las experiencias no tendrían el valor que al final deben tener, el sentirse fortalecidos y plenos con lo que se ha conseguido.

En mi caso las dudas no venían fundadas por una falta de Fe o de pensar si lo que estaba pidiendo para mi hija era lo correcto, de eso no tengo ninguna duda, pero ¿¿¿realmente después de los tres años de preparación, ella seria consciente en toda la amplitud de la palabra de lo que realmente significa participar de la mesa del Señor???, no debemos olvidar que estamos hablando de una niña que tiene nueve años y que si muchas veces como adultos nosotros podemos tener dudas ,¿¿¿las tendrá mi hija o realmente entenderá el significado de todo esto??.

Sorprendentemente, ella en este camino me ha enseñado mucho mas de lo que yo podía haberme imaginado, porque ve las cosas de forma inocente sin estar empañada por la malicia, las dudas, las incertidumbres que nos asaltan continuamente a los adultos, sin esperar más porque nosotros nos lo merecemos, quizá porque queremos ver más allá y ella se queda en el ahora, y el ahora es que ella iba a recibir a Jesús; por eso el día  11 cuando alguien le preguntaba: ¿Que tal María?  Ella solo sabia contestar: ¡¡¡¡¡ POR FIN, POR FIN!!!!!!Comuniones 2013 (1071)

Cuando una niña de nueve años es capaz de decirte sin que le tiemble la voz, tengo mi corazón preparado para participar de la mesa del Señor, cuando ella te dice que se compra un vestido blanco para que todos vean que es un día especial, pero que su vestido es el que el Señor está esperando desde hace tres años, entonces las dudas se despejan porque posiblemente ella esté siendo más consciente del paso que está dando que yo misma… ¿Por qué?  Sencillamente porque ella no espera más que lo que ha recibido “EL CUERPO DE CRISTO “ así de sencillo pero así de GRANDE al mismo tiempo.

Cuando se me pidió mi testimonio yo no sabía que con ello posiblemente María y yo fuésemos aun más conscientes de que este camino no ha terminado en ese día, es posible que este comenzando ahora, si a mi hija que tiene nueve años la llena plenamente el participar de forma activa de la Eucaristía, ¿porque he de esperar yo mucho más? Y cuando te dice, ahora me falta recibir el Espíritu Santo, entonces a mi no me cabe la menor duda de que no me equivoque hace tres años y que dentro de tres habremos recorrido otra parte más del camino, y seguramente y ojala no sea la última.

TESTIMONIO DE UNA NIÑA DE PRIMERA COMUNIÓN

Cuando empecé la catequesis hace tres años pensé que era mucho tiempo para que llegara el día IMPORTANTE, pero el tiempo ha pasado muy rápido.

Los sacerdotes y nuestras catequistas siempre dicen que Jesús nos ama tanto que se hace pequeñito para entrar en nuestro corazón, y que ÉL  es nuestro mejor amigo, nos ayuda y nos cuida.

Lo importante en ese día no eran los regalos, ni el vestido o las chuches, lo importante éramos  Jesús y yo juntos por primera vez.

Comuniones 2013 (1067)Al final, ¡¡ que rápido se ha pasado el tiempo!! , tres años que han parecido poco. Cuando tome a Jesús por primera vez sentí ALEGRIA, EMOCION Y ESTABA NERVIOSA.

 La primera vez de algo siempre es especial, por eso mi PRIMERA COMUNION fue muy especial.  Pero ahora sé que será especial siempre que yo tome a Jesús.

Ana Isabel Zamorano y Maria Diaz Zamorano

Puedes encontrar mas fotos en:

http://www.flickr.com/photos/parroquiainmaculada/sets/72157633953647277/