TOMA DE POSESION DE FRANCISCO CAÑADAS

TOMA DE POSESION DE FRANCISCO CAÑADAS:

El domingo 25 de septiembre, tuvo lugar en la parroquia la ceremonia de toma de posesión de D. Francisco Cañadas como nuestro párroco. Recogiendo el testigo de D. Carlos Dorado, D. Francisco asume la misión de ser el pastor propio de La Inmaculada Concepción, bajo la autoridad del obispo.

La celebración se inició a las 19:30 horas, con la Eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis de Getafe, D. Joaquín María López de Andújar y concelebrada por D. Jesús Enrique García, D. Antonio Soler, D. Ramón Campos y D. Alberto Royo, quien leyó el nombramiento. Estuvieron acompañados del vicario parroquial, D. Ramón Alfredo Mirada (Pachús) y del diácono, D. José Sánchez.

La tarea del párroco consiste en cumplir las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación de otros sacerdotes, diáconos y con la ayuda de fieles laicos para llevar a cabo el cuidado pastoral que el obispo le confía en la parroquia.

En la homilía, D. Joaquín explicó los cuatro ministerios que tiene que ejercer el párroco: de la palabra, para anunciarla con humildad e impulsar y garantizar con su presencia que la parroquia viva la fe; de la liturgia, porque cuando el sacerdote consagra, Dios se hace presente entregando su vida para hacerla nueva. A su vez, debe transmitir el amor universal del Señor en la Eucaristía; de la reconciliación, ya que la presencia del Señor se percibe en el pastor; y de la comunión, como don divino que ha sido destinado a los sacerdotes. Por eso, D. Joaquín insistió en pedir al sacerdote “que lo sea, que entregue al pueblo lo que ha recibido de Dios” y su cometido, explicó el obispo “es ser luz del mundo y sal de la tierra”. Con su figura, tiene que “ser guía y pastor en el pueblo de Dios, porque la presencia del Buen Pastor está en el cura” y para ello, “el Señor elige a unos pocos, a sus discípulos”.

Una gran bienvenida

A la multitudinaria celebración en la que participaron los diferentes carismas de la parroquia: Camino Neocatecumenal, Renovación Carismática, Movimiento Cursillos de Cristiandad y Acción Católica asistieron, además de amigos y familia de D. Francisco, trece sacerdotes de la Diócesis de Getafe: D. Laureano Arrogante, D. Javier Bescós, D. Juan Gabriel Muñoz, D. Carlos Ruiz, D. Carlos Tovar, D. Miguel Díaz, D. Baudilio Montoya, D. Cruz Palomo, D. Miguel Ángel Ubillus, D. Fernando Redondo, D. Juan Carlos González y los compañeros de ordenación de nuestro párroco, D. Manuel Alicea y D. Javier Mairata.

Además, varios feligreses de su primera parroquia, La Anunciación de Ntra. Señora, en Fuenlabrada, y de parroquias vinculadas al Seminario Menor de Rozas de Puerto Real como las de Pelayos de la Presa, Cadalso de los Vidrios y Cenicientos, no quisieron perder la oportunidad de acompañar a D. Francisco en este día tan especial. Entre los asistentes se encontraban también miembros, alumnos, empleados y profesores del seminario.

Invitado por D. Francisco, el Presidente de la Junta del distrito y concejal del Ayuntamiento de Alcorcón, D. Javier Rodríguez acudió en representación del alcalde, D. David Pérez.

El comienzo de una nueva etapa

Al inicio de la celebración, el Obispo entregó a D. Francisco la llave de la iglesia. Con ella debe tener siempre abiertas las puertas, para que quien entre pueda encontrar al Señor. A continuación, le otorgó al nuevo párroco el agua bendita, aspergiendo con ella a todos los allí presentes, como signo del bautismo. Le confió el Evangelio porque el párroco, tal y como dijo D. Joaquín, debe ser el medio de salvación, para enseñar a llevar la vida, en nombre de Dios.

Tras la Homilía, se dio paso a la renovación de las promesas de ordenación de D. Francisco. Después, se le confiaron los lugares de la celebración del templo: la sede, para que presida en ella la Eucaristía; la pila bautismal, que es la fuente de la vida; y el lugar penitencial, para perdonar en nombre de Cristo. Como rito final, D. Joaquín le confió a D. Francisco la llave del sagrario, que debe custodiar.

Como colofón de la Eucaristía, D. Francisco quiso tener unas palabras de agradecimiento hacia su nueva comunidad parroquial donde afirmó sentir “una alegría desbordante” desde que llegó a La Inmaculada. Pidió a los parroquianos oraciones por él, para que sepa ejercer correctamente su nueva misión como párroco. Se encomendó a la Virgen María, para que “viviendo la fe en esta comunidad, demos gloria a Dios y muchos frutos de santidad”.

El Papa Francisco expresó durante el Jubileo de los sacerdotes celebrado en la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús que “el sacerdote de Cristo está ungido para el pueblo, no para elegir sus propios proyectos, sino para estar cerca de las personas concretas que Dios, por medio de la Iglesia, le ha confiado”.

D. Francisco Cañadas ha desempeñado durante once años su ministerio sacerdotal, primero como vicerrector del Seminario Menor Inmaculada y San Dámaso, en Rozas de Puerto Real y luego como rector, dedicado al cuidado formativo y espiritual de sus alumnos. Ahora, en su nuevo destino, La Inmaculada, D. Francisco se siente feliz por el nuevo reto que le encomienda D. Joaquín y afirma sentir “una gran alegría. Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa. Es un gran cambio, pero, desde que he llegado, me he sentido muy bien acogido por toda la magnífica gente que forma esta gran parroquia. Doy gracias a Dios por esta nueva etapa y pido que recen por mí para que pueda ser un buen pastor para esta grey que me ha sido encomendada”, afirmó en una entrevista para la Diócesis de Getafe.

Con estas palabras quiero dar la enhorabuena y la bienvenida oficial a nuestro nuevo párroco en nombre de todos y agradecer a D. Francisco su cercanía, porque a pesar del poco tiempo que lleva con nosotros ya es parte de la numerosa familia que forma la parroquia Inmaculada.

Rezaremos por ti y te encomendaremos como nos pides, porque como decía el Santo cura de Ars, serás para nosotros “un buen pastor. Un pastor según el corazón de Dios, que es el tesoro más grande que el buen Dios puede conceder a una parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina”.

Clara Fernández.

Para mas información:

Palabras de Francisco

Nombramiento

Folleto

Ritual

Para ver mas fotos:

_9250923